La Cultura

Reinventando La Cultura

El Miedo y el Misterio o la Recomendación de un Podcast

He tenido noches intranquilas: primero una tos crónica que comienza a preocuparme llegó de la nada y se manifiesta principalmente cuando el sol se oculta y me dispongo a descansar. Luego, el estrés por las deudas y otros contratiempos que llegan con la edad adulta llenan mi cabeza y me impiden, en conjunto con la tos, conciliar el sueño. Pero hay algo más, algo inexplicable.

En medio de esas desazonadas noches algo perturba aún más mi psique. ¿Sugestión? Quizá, pues siento un miedo inexplicable cuya manifestación principal se hace presente en los periodos de calma entre mi tos y las preocupaciones; en esta etapa de miedo cierro los ojos y una presencia, que no veo pero percibo, se acerca velozmente, si no abro los ojos el ente, ser o materia logrará entrar a mi cuerpo.

¿Que trajo esto a mi vida? Pienso mientras me levanto a tomar un trago del único jarabe naturista que calma mi garganta y pone pausa a mi tos, casi de inmediato recuerdo un podcast que quizá sea el que provoca parte de mis inquietudes nocturnas: Leyendas Legendarias

En Leyendas Legendarias José Antonio Badía, Eduardo Espinosa y un invitado especial nos llevan a un viaje lleno de información espeluznante, macabra y fuera de lo común, aderezada con una muy buena dosis de humor negro y, en ocasiones, ¡Necrofilia!

La dupla Badía-Espinosa

Badía es el encargado de hacer las investigaciones y llevarnos, con su aveces tropezada narración, a conocer distintos personajes y acontecimientos trágicamente célebres. Lolo, por su parte, complementa a la perfección las narraciones con su timing para el humor negro, además de señalar los tropezones que a menudo tiene José Antonio.

El gusto por hacer el programa se siente a través de los audífonos o bocinas, se divierten haciéndolo en compañía de los invitados a la silla embrujada. Esta pasión ha logrado reflejarse en los niveles de audiencia del programa, pues es uno de los mejor posicionados en cualquier plataforma, de hecho su canal de YouTube está por alcanzar los cien mil suscriptores.

De ellos he aprendido o recordado algunas cosas de mi maravilloso país. Por ejemplo: sólo en México se homenajeo en el congreso a un asesino en serie, sólo en México la corrupción permite el crecimiento de un prostíbulo lleno de menores de edad que eran asesinadas cuando, sencillamente, dejaban de ser útiles a las dueñas; sólo en México se desmadró una máquina médica  cargada con cobalto 60 cuyos restos llegaron a todo el país.

Outro

Mi perturbación nocturna no proviene de temas como el de los hombres de Negro, aliens, abducciones o criaturas de diferentes partes de américa o el mothman (hombre polilla), no. A su servidor le perturban más las historias de asesinos; como bien decía mi madre, hay que temer a los vivos. Me he llegado a sentir vulnerable e impotente con narraciones como la del Monstruo de Ecatepec, o La Exorcista de Almansa, con la cual perdí casi toda la fe en la humanidad.

Está mezcla sui géneris de humor negro y temas, digamos, peculiares, aparte de entretenernos y regalarnos muchas risas, nos hacen reflexionar, nos mueven el piso y ponen el dedo en la llaga, nos muestra lo cruel que puede llegar a ser un ser humano que, quizá, solo buscaba algo de empatía, sin embargo, hay otros simplemente malos.

Dénse, banda.